martes, agosto 03, 2010

ATENCIÓN: 

En vista de los últimos acontecimientos y debido al peligro que entraña, he decidido hacer un manual que espero a todos os sirva de ayuda:

10 COSAS QUE NO DEBES HACER SI PASEANDO POR LA CALLE TE ENCUENTRAS UN COCODRILO EN UN CHARCO:

1.- Llamarle Misi-misi como si fuese un gatito. Los cocodrilos se distinguen de los gatitos principalmente en la cantidad de dientes y en la forma que tienen de utilizarlos.
2.- Meterle un palo de forma transversal en la boca. Pese a lo que hayáis podido ver en televisión, a los cocodrilos no les gusta en absoluto que se les intente meter palos en la boca. Les parece tópico y racista.

3.- Señalarle con el dedo y reirte de él. Los cocodrilos, pese a lo que pueda parecer visto desde fuera por un espectador inexperto, son animales sensibles y con baja autoestima. Sí, quizás te has reido de un pobre cocodrilo en su cara, pero serás capaz luego de mirar a los ojos a tus hijos después de tamaña tropelía?

4.- Enseñarles los genitales. Los cocodrilos no aceptan bien el hecho de que les enseñes los genitales sin venir a cuento. En todo caso, si tuvieses la absoluta necesidad de hacerlo, deberías de comentarles primero sutilmente que, lo que vas a hacer a continuación, es mostrarle los cataplines.

5.- Llamarles pijos poniendo acentillo así como de "O sea, un cocodrilo, te lo juro". Los cocodrilos repudian la marca Lacoste, pese a lo que pudiese parecer a simple vista. Son más de Vans y Converse.

6.- Darles de mamar. Puede que lo primero que se nos pase a la cabeza al ver un cocodrilo de varios metros sobre un charco sea sacarnos un pecho para darles de mamar, pero los cocodrilos son animales MUY territoriales, y por lo general suelen acatar la regla de "dame la mano y te cojo el brazo entero". Dale de mamar una vez y lo tendrás todos los días en casa con el babero puesto.





7.- Mentar a su puta madre. Puede parecernos sorprendente, pero los cocodrilos reaccionan fatal a la sola mención de la puta de sus madres. En algunos casos, ha podido ocurrir que el animal se ponga especialmente violento y acabe respondiendo con un "La tuya, que es más zurulla".

8.- Cantar como un Hare krishna. Los cocodrilos ODIAN reconocidamente a los Hare krishna. Ante cualquier mención al mantra "Hare krishna, hare hare, Hare Rama, hare hare" atacarán sin piedad.

9.- Confundirles con caimanes. NUNCA, bajo ningún concepto, les confundáis con un caimán. Frases como "Mira, un caimán en un charco" o "Anda mira, que caimán tan majo" activará inmediatamente la furia de los cocodrilos, por considerarles semejantes innobles y wanna-be.

10.- Y por último y más importante, NUNCA, BAJO NINGÚN CONCEPTO, te equivoques al nombrar a un cocodrilo llamándole por el nombre de otro mientras estás fornicando con él en la cama. 

Espero sigáis estas pequeñas normas que os ayudarán a la feliz convivencia del día a día.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

actualiza más a menudo por favor xDDDDDDDDDDDDDDDD

Anónimo dijo...

muy bien.

esenciacustome dijo...

Quiero un cocodrilo!

alraune dijo...

AINS, SI ME LO HUBIERAS DICHO ANTES... NO ME LLAMARÍAN "LA MANCA DE SALAMANCA" (SOB SOB).

Su Majestad dijo...

Hola. Me alegro de haber encontrado este artículo tan educativo e instructivo. Sólo una pregunta ¿Qué debo hacer si un cocodrilo me pregunta por una dirección en plena calle? Ayer me sucedió algo como esto y todavía no logran recolocarme la mandíbula.

Espero su respuesta.

Gracias.